domingo, 23 de noviembre de 2008

Entrevista con Vicente Garrido Genovés

Vicente Garrido es profesor titular de la universidad de Valencia, donde imparte pedagogía y criminología. A lo largo de su carrera ha desarrollado una importante labor de investigación en torno a la delincuencia y a la personalidad violenta en particular. Forma parte de diversos comités editoriales de revistas españolas y extrajeras, y su labor en programas de tratamiento en centros de menores y cárceles ha sido una fuente de inspiración para muchos profesionales en campos innovadores como la delincuencia sexual y la delincuencia violenta. Ha colaborado con las fuerzas de seguridad en diversos casos criminales, como consultor para elaborar perfiles psicológicos. Con sus libros Amores que matan y Cara a cara con el psicópata orientó a los lectores interesados en la violencia contra la mujer acerca de las características de los agresores de mujeres, al tiempo que desarrollaba pautas de prevención para evitar implicarse en relaciones afectivas violentas. Entre sus últimos libros podemos citar Los hijos tiranos: el síndrome del emperador (2005). En este libro desarrolla su visión sobre cómo surge la violencia de los hijos en la actualidad, y de qué modo podemos actuar para prevenir esa preocupante tendencia de la sociedad. La continuación de esta obra es Antes que sea tarde: la prevención de la tiranía de los hijos (2007). Su obra Principios de Criminología es un manual de referencia en muchas universidades de España e Iberoamérica. Vicente Garrido fue consultor de Naciones Unidas en el programa de prevención de la delincuencia juvenil para Latinoamérica. Posee la Cruz de San Raimundo de Peñafort, otorgada por el Ministerio de Justicia, "por su contribución a una justicia más humana y eficaz".Su último libro es La investigación criminal, escrito en colaboración con Jorge Sobral. -
¿Qué es un psicópata?
Es alguien con una personalidad peculiar, donde domina la ausencia de emociones morales (empatía, culpa, sentido de la justicia), un gran narcisismo y capacidad de mentira, y una propensión a la explotación del otro, con poco miedo ante el castigo. Por razones biológicas y sociales, el hombre tiene una presencia mayor en el trastorno, aproximadamente de 5 a 1.
¿Nace o se hace?
Hay una predisposición motivada por un sistema nervioso donde el lóbulo prefrontal y la amigdala parecen menos preparados para interpretar las claves emocionales y para tomar decisiones que consideren el bienestar personal de uno mismo y de los demás a medio y largo plazo. El ambiente puede fomentar las creencias y hábitos antisociales, favoreciendo estos rasgos innatos.
¿Tenemos todos algún grado de psicopatía?
No en un sentido real. Ahora bien, todos somos "un poco" de lo que el psicópata tiene mucho, porque la psicopatía es una intensificación de rasgos normales, sólo que se dan en grado muy elevado y de forma simultánea. Pero ese "algo" en la práctica no significa nada, ya que también todos tenemos "algo" de paranoicos, de neuróticos, etc.
¿Qué porcentaje de psicópatas puros puede haber en la sociedad?
Se estima que un 1 ó un 2 por ciento.
¿En qué tipo de cometido o profesión puede haber un mayor número de psicópatas?
En el mundo del crimen en primer lugar, y luego en la sociedad integrada en las profesiones que se basan en la apariencia y el fingimiento, como la política y los negocios.
¿Cómo se les puede reconocer?
En el mundo del crimen por su persistencia y violencia. En el mundo integrado es más difícil, pero yo diría que es vital ver lo que hacen, el efecto de sus relaciones con los demás, con independencia de lo que dicen y aparentan hacer. También tienen problemas para la comprensión profunda de las relaciones humanas, y sus emociones son egocéntricas y poco auténticas.
¿Tienen cura los psicópatas?
Por desgracia, en la actualidad no, aunque su violencia disminuye con la edad.
¿Qué cosas interesan a los psicópatas?
La meta última es obtener el control de su ambiente inmediato. Para ello mienten y manipulan, o aterrorizan. También les gusta todo lo que suponga disfrute hedónico: sexo, privilegios, dinero...
¿Son todos muy inteligentes o no tiene nada que ver la inteligencia con la psicopatía?
No, es un mito, algunos son muy inteligentes, pero otros no lo son. Varían tanto como los no psicópatas.
¿Pueden haber tenido algún tipo de influencia en la crisis actual?
En el sentido más fuerte de "influencia", no lo creo, porque esto supone la conjunción de muchas fuerzas en muchos países. Sin embargo, algunos casos de gran corrupción en el el mundo de las finanzas estoy seguro que tienen a psicópatas detrás, y sin duda que esto habrá ayudado a desestabilizar.

1 comentario:

Maria Jesus dijo...

Vaya, Vicente, debo estar un poco "tocada", pero sigo viendo el caso Gürtel hasta en este artículo !!!!

Un abrazo,
Mª Jesús