miércoles, 27 de febrero de 2008

Rajoy vs. Serrat

JUAN CRUZ
EL PAÍS - España - 27-02-2008
Mariano Rajoy situó a Joan Manuel Serrat en la pira, durante el debate del lunes por la noche con Rodríguez Zapatero. ¿Por qué? ¿Por qué lo hizo? Dijo que el autor de Mediterráneo le había insultado, a él y a diez millones de votantes del Partido Popular. Consultada la hemeroteca, esto es incierto; Serrat no le ha insultado, no consta. No pudo insultarle en la presentación del manifiesto de los intelectuales y creadores, porque el cantante ni siquiera fue. ¿Dónde lo hizo? Se hubiera sabido, lo hubieran proclamado por la mañana. Lo habrían sacado en procesión, por malo.¿Por qué lo dijo Rajoy? Porque le sonaría, y no es raro, tratándose de un músico. Pero Serrat no dijo nada, ni contra Rajoy ni contra su partido. Hay un videoclip en el que él lidera una canción, Defender la alegría, con letra de Mario Benedetti, y hay un manifiesto que él no ha escrito sino que ha suscrito. En el manifiesto, que es de dominio público, no se cita el nombre de Rajoy ni el de su partido. ¿Por qué citó Rajoy a Serrat, tan precisamente, cuando Zapatero le dijo que él despreciaba a los intelectuales y a los artistas? El ataque al autor de Mediterráneo no parece propio de un debate político, pero el líder popular creyó que sí. ¿Por qué lo hizo Rajoy? Estiman los suyos, y los asimilados, que iba a ser él mismo, el Rajoy dialogante y campechano, dispuesto a pescar votos en el caladero de la moderación, cuyo territorio parece que iba a transitar en este último tramo de la campaña. Pero no, esta vez no. Después de adentrarse en el alma de Mediterráneo se metió en un océano más proceloso, el terrorismo y las víctimas de ETA, y dijo algo que soliviantó a Zapatero. Los amigos juveniles del presidente dicen que el chico no se cabreaba ni cuando le tiraban plomo candente; pues esta vez saltó de la silla: ¿cómo, que yo he agredido a las víctimas de ETA? Rajoy lo ratificó, mirando fijo a Campo Vidal: "Lo mantengo". La hemeroteca tampoco lo avala, no consta que ZP haya agredido (en ninguna de las acepciones del verbo agredir) a las víctimas de ETA. ¿Por qué lo dijo Rajoy? ¿Y por qué no se cabreó más Zapatero? Un amigo suyo de la adolescencia leonesa nos lo dijo ayer: "Porque se quedó perplejo". Y cuando se queda perplejo deja que reaccionen los otros por él. A lo mejor eso es lo que pensó, precisamente, "que reaccionen los otros por mí". Luego vinieron las encuestas, y lo que parecía un debate igualado apareció como una derrota para el contrincante popular. A lo mejor tuvieron que ver Mediterráneo y esa acusación terrible que Rajoy lanzó como si quisiera desafiar el alambre.

2 comentarios:

Joan dijo...

Serrat puede gustar o no gustar pero siempre ha demostrado ser una persona serena, inteligente, democrata y tolerante.
Tanto es asi que incluso militando en el partido socialista ha accedido a las invitaciones del Alcalde de Madrid, del PP, klberto Ruiz Gallardón para festejar eventos en Madrid. Tiene amigos de ese partido y siempre ha respetado a esa opción politica, como corresponde a una persona de categoria humana, muy distinta del señor Rajoy que represnta justo la derecha que no necesita nuestro pais.
Rajoy miente, insulta sin razón y sin enterarse de los hechos y menosprecia a los artistas comprometidos politicamente, excepto, claro esta, a los que se alinean con su formación politica.


Joan Baeza

OpenID dijo...

Fue más bien un lapsus. Pero también es cierto que desde la plataforma PAZ se insultó a los votantes del PP.

La recién constituida Plataforma de Apoyo a Zapatero (PAZ) ha reunido en el Círculo de Bellas Artes a más de 300 personas, entre los que estaban directores de cine como Pedro Almodóvar y José Luis Cuerda, actores como Concha Velasco y Álvaro de Luna y otros artistas, además del ex coordinador de Urgencias del hospital Severo Ochoa Luis Montes.

En el acto, se ha leído el manifiesto "Defender la alegría" y ha terminado con el vídeo de una canción con el mismo título interpretada por Joaquín Sabina, Miguel Bosé y Joan Manuel Serrat, entre otros, que repiten el gesto del dedo sobre la ceja en forma de uve invertida que significa "Zapatero" en lenguaje de sordos.

José Luis Cuerda, quien ha tomado la palabra en primer lugar, ha defendido el triunfo de Zapatero para que no vuelva "la turba mentirosa y humillante, que piensa desde su imbecilidad, que todos somos más imbéciles que ellos", en alusión al PP.

A continuación, ha dado otro motivo para justificar la victoria del PSOE: "Puesto que (Mariano) Rajoy no piensa pelearse con ellos, para que los obispos no nos echen encima una teocracia igualmente humillante y estúpida". Para Cuerda, Zapatero debe continuar en el poder porque "lo ha hecho razonablemente bien y se pueden razonar sus aciertos".